Así

Así

Y entonces entendió, de repente, cuál era el camino.Se miró en el espejo y entendió.
Podía cruzar los mares y atravesar los continentes.Podía sentirse una con el mundo y seguir siendo quien era.Podía recrear la muerte y generar la vida.Ese era, por fin, el camino.El destino que había construido, o que alguien le había construido.
Y se dejó flotar, sin pensar,sólo sujeta al corazón. Como siempre había soñado dejarse ser. Sin recuerdos ni añoranzas, vacía de razones, sólo sintiendo el inefable placer de estar viva y de ser capaz de soñar. El increíble placer de saberse capaz de donarse y recibirse,de vivir y vivirse, amar y amarse.
Se vistió rápidamente, se calzó la vida y salió, sonriendo, a inaugurar  la primera clase del día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s