Mujeres poetisas, hoy


***

Ahora que el tiempo parece todo mío

y nadie me llama para el almuerzo o la cena,

ahora que puedo quedarme mirando

cómo se deshace una nube y cómo se destiñe,

cómo camina un gato por el techo

en el lujo inmenso de una exploración, ahora

que cada día me espera

la ilimitada extensión de una noche

donde no hay reclamo y ya no hay razón

de desnudarse aprisa para descansar dentro

de la cegadora dulzura de un cuerpo que me espera,

ahora que la mañana no tiene nunca principio

y silenciosa

me deja a mis proyectos

a todas las cadencias de la la voz, ahora

quisiera de improviso la prisión.

Patrizia Cavalli


Patrizia Cavalli
nació en Todi (Umbria) en 1949 y actualmente vive en Roma. Además de su
actividad poética, caracterizada por un estilo inconfundible hecho de ironía,
musicalidad y concentración de pensamiento, se dedica a traducciones para el
teatro. Ha publicado: Le mie poesie non cambieranno il mondo (1974),
Il cielo
(1981) y
L’io
singolare proprio mio

(1992), obras luego reunidas en el volumen Poesie, 1974-1992. En 1999
salió el poemario Sempre aperto teatro. La traducción es de Nieves
Arribas.

El fuego

Si al menos mi vida ardiera

encendida por chispas de pasión

o por un rojo pálido aunque
fuera…


En silencio sin estremecimientos de fuego

lenta me consumo y viva todavía.


Gabriella Sica



GABRIELLA
SICA.
Nacida en Viterbo, vive desde los diez años de
edad en Roma, su ciudad adoptiva.


Anoche


Anoche tan solo

parecías un combatiente desnudo

saltando sobre arrecifes de sombras.

Yo desde mi puesto de observación

en la llanura

te veía esgrimir tus armas

y violento hundirte en mí.

Abría los ojos

y todavía estabas como herrero

martillando el yunque de la chispa

hasta que mi sexo explotó como granada

y nos morimos los dos entre charneles de luna.

Gioconda Belli


Gioconda Belli nació en Managua (1948) .Ha escrito tanto poesía política como amorosa. También, novelas.

Si

Si no te reconozco en esta noche,

si no nos saboreamos este día,

si el abrazo de distancias

se posterga, si la gota no llega

hasta tu vida, estaré, como siempre,

solitaria, desolada, perdida.

Distancias

Un puñado de tiempo entre las manos,

y esta tarde perdida de emociones.

La noche que acecha entre los brazos.

Surcos vacíos de dolores que aguardan..

Y vos allá. En otra larga noche de mares, recuerdos y mañanas,

estarás como duende entre los soles,

entretejiendo mariposas de ilusiones vagas.

Y aquí yo, desplegando las palabras.

Reconociendo suelos. Dormidos territorios de esperanza.

Esperando, callada y temblorosa,

que dibujes el mapa de mi espalda.

Marisa










Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s