Porque la poesía no muera

A veces, en medio de tanta locura y vértigo, a la luz de una vida que vuela y nos desaparece rápidamente, hay un arma de permanencia, hay unas voces que nos vuelven a los sueños y a la paz de las noches estrelladas.
Hay unos seres que nos alientan a seguir y nos demoran amorosamente en los momentos más bellos. Son los poetas.

Táctica y estrategia

Mi táctica es

mirarte

aprender como sos

quererte como sos


mi táctica es

hablarte

y escucharte

construir con palabras

un puente indestructible


mi táctica es

quedarme en tu recuerdo

no sé cómo ni sé

con qué pretexto

pero quedarme en vos


mi táctica es

ser franco

y saber que sos franca

y que no nos vendamos

simulacros

para que entre los dos

no haya telón

ni abismos


mi estrategia es

en cambio

más profunda y más

simple


mi estrategia es

que un día cualquiera

no sé cómo ni sé

con qué pretexto

por fin me necesites.

Viceversa

Tengo miedo de verte

necesidad de verte

esperanza de verte

desazones de verte


tengo ganas de hallarte

preocupación de hallarte

certidumbre de hallarte

pobres dudas de hallarte


tengo urgencia de oírte

alegría de oírte

buena suerte de oírte

y temores de oírte


o sea

resumiendo

estoy jodido

y radiante

quizá más lo primero

que lo segundo

y también

viceversa.

No te salves

No te quedes inmóvil

al borde del camino

no congeles el júbilo

no quieras con desgana

no te salves ahora

ni nunca

no te salves

no te llenes de calma

no reserves del mundo

sólo un rincón tranquilo

no dejes caer los párpados

pesados como juicios

no te quedes sin labios

no te duermas sin sueño

no te pienses sin sangre

no te juzgues sin tiempo


pero si

pese a todo

no puedes evitarlo

y congelas el júbilo

y quieres con desgana

y te salvas ahora

y te llenas de calma

y reservas del mundo

sólo un rincón tranquilo

y dejas caer los párpados

pesados como juicios

y te secas sin labios

y te duermes sin sueño

y te piensas sin sangre

y te juzgas sin tiempo

y te quedas inmóvil

al borde del camino

y te salvas

entonces

no te quedes conmigo.

Mucho más grave

Todas las parcelas de mi vida tienen algo tuyo

y eso en verdad no es nada extraordinario

vos lo sabes tan objetivamente como yo.

Sin embargo hay algo que quisiera aclararte,

cuando digo todas las parcelas,

no me refiero solo a esto de ahora,

a esto de esperarte y aleluya encontrarte,

y carajo perderte,

y volverte a encontrar,

y ojalá nada mas.

No me refiero a que de pronto digas, voy a llorar

y yo con un discreto nudo en la garganta, bueno llora.

Y que un lindo aguacero invisible nos ampare

y quizás por eso salga enseguida el sol.

Ni me refiero a solo a que día tras día,

aumente el stock de nuestras pequeñas y decisivas complicidades,

o que yo pueda creerme que puedo convertir mis reveses en victorias,

o me hagas el tierno regalo de tu más reciente desesperación.

No.

La cosa es muchisimo mas grave.

Cuando digo todas las parcelas

quiero decir que además de ese dulce cataclismo,

también estas reescribiendo mi infancia,

esa edad en que uno dice cosas adultas y solemnes

y los solemnes adultos las celebran,

y vos en cambio sabes que eso no sirve.

Quiero decir que estas rearmando mi adolescencia,

ese tiempo en que fui un viejo cargado de recelos,

y vos sabes en cambio extraer de ese páramo,

mi germen de alegría y regarlo mirándolo.

Quiero decir que estas sacudiendo mi juventud,

ese cántaro que nadie tomó nunca en sus manos,

esa sombra que nadie arrimo a su sombra,

y vos en cambio sabes estremecerla

hasta que empiecen a caer las hojas secas,

y quede la armazón de mi verdad sin proezas.

Quiero decir que estas abrazando mi madurez

esta mezcla de estupor y experiencia,

este extraño confín de angustia y nieve,

esta bujía que ilumina la muerte,

este precipicio de la pobre vida.

Como ves es más grave,

Muchisimo más grave,

Porque con estas o con otras palabras,

quiero decir que no sos tan solo,

la querida muchacha que sos,

sino también las espléndidas o cautelosas mujeres

que quise o quiero.

Porque gracias a vos he descubierto,

(dirás que ya era hora y con razón),

que el amor es una bahía linda y generosa,

que se ilumina y se oscurece,

según venga la vida,

una bahía donde los barcos llegan y se van,

llegan con pájaros y augurios,

y se van con sirenas y nubarrones.

Una bahía linda y generosa,

Donde los barcos llegan y se van

Pero vos,

Por favor,

No te vayas.

Hagamos un trato

Compañera

usted sabe

puede contar

conmigo

no hasta dos

o hasta diez

sino contar

conmigo

si alguna vez

advierte

que la miro a los ojos

y una veta de amor

reconoce en los míos

no alerte sus fusiles

ni piense qué delirio

a pesar de la veta

o tal vez porque existe

usted puede contar

conmigo

si otras veces

me encuentra

huraño sin motivo

no piense qué flojera

igual puede contar

conmigo

pero hagamos un trato

yo quisiera contar

con usted

es tan lindo

saber que usted existe

uno se siente vivo

y cuando digo esto

quiero decir contar

aunque sea hasta dos

aunque sea hasta cinco

no ya para que acuda

presurosa en mi auxilio

sino para saber

a ciencia cierta

que usted sabe que puede

contar conmigo.


Amor de tarde


Es una lástima que no estés conmigo


cuando miro el reloj y son las cuatro


y acabo la planilla y pienso diez minutos


y estiro las piernas como todas las tardes


y me hago así con los hombros para aflojar la espalda


y me doblo los dedos y les saco mentiras.


Es una lástima que no estés conmigo


cuando miro el reloj y son las cinco


y soy una manija que calcula intereses


o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas


o un oído que escucha como ladra el teléfono


o un tipo que hace números y les saca verdades.


Es una lástima que no estés conmigo


cuando miro el reloj y son las seis.


Podrías acercarte de sorpresa


y decirme <<¿Qué tal?>> y quedaríamos


yo con la mancha roja de tus labios


tú con el tizne azul de mi carbónico.

Mario Benedetti (Tacuarembó (Rep. Oriental del Uruguay) 1920)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s