Músicos poetas

Abrázame

Abrázame, abrázame…
y arráncame el escalofrío,
abrázame, abrázame…
que me congela este vacío
de rascacielos y cascadas
sobre espejismos del infiel
y genocidas escaladas
donde Caín hace de Abel…

Y como soplan vientos
de desguace…
abrázame fuerte, muy fuerte,
muy fuerte, amor…
hasta que la muerte
nos abrace.

Abrázame, abrázame…
que tengo miedo de mi miedo,
abrázame, abrázame…
que me señalan con el dedo…
Será tal vez porque no creo
en las Cruzadas contra el Mal
ni en la bondad del mausoleo
que rinde honor al criminal…

Abrázame, abrázame…
que está al acecho el enemigo,
abrázame, abrázame…
quiero saber que estás conmigo
para asumir nuestra derrota,
sin excesiva indignidad,
ante esta orgía de patriotas
en posesión de la verdad…

Anda

Anda,
quítate el vestido
las flores y las trampas,
ponte la desnuda
violencia que recatas
y ven a mis brazos,
dejemos los datos,
seamos un cuerpo enamorado.

Anda,
deja que descubra
los montes de tu mapa,
la concupiscencia
secreta de tu alma
y ven a mis brazos,
dejemos los datos,
seamos un cuerpo enamorado.

Anda,
pídeme que viole
las leyes que te encarnan,
que no quede intacto
ni un poro en la batalla,
y ven a mis brazos,
dejemos los datos,
seamos un cuerpo enamorado.

Anda,
dime lo que sientes,
no temas si me mata,
que yo sólo entiendo
tus labios como espadas,
y ven a mis brazos,
dejemos los datos,
seamos un cuerpo enamorado.

Asesina de mi vida

No sé cómo te soporto,
no sé como te tolero,
debe ser el fin de siglo
o que estoy enloqueciendo.
Sé que amarte es un combate
donde siempre caigo preso,
pero bien valen tus rejas
un descenso a los infiernos.

Me someto a tu malicia
como quien profesa un credo,
no me quedan más esquemas
que las reglas de tu juego.
Bailo al son de tus caprichos,
dices negro y digo negro,
no te llevo la contraria
porque no deseo hacerlo.

Vas a acabar con mis días
y mis noches, asesina,
asesina de mi vida.

Tu crueldad es una esponja
que succiona mi cerebro,
me torturas lentamente
con tu corazón de hielo.
No tienes la sangre fría,
que eso es tener sangre al menos,
lo que corre por tus venas
es dulcísimo veneno.

Mira que te gusta verme
humillado como un perro,
qué te importa maltratarme
si ni siento ni padezco.
Pero todo se me pasa
como si fuera un mal sueño
cuando veo que tus ojos
me insinúan: ahora quiero.

Alone

Anyway, it doesn’t matter, I don’t feel so awfully sad
without you putting everything and nothing upside
down: I’m managing this wreck quite well alone.
Maybe, if I must be sincere, I hear a little too much
silence when I hang around just looking at the mirror in
the bathroom talking to myself alone.
But I’m sure these empty nights will end as soon as I
begin to realize that freedom is a bird that flies
alone, alone…

All alone in my loneliness,
alone in distress,
alone in unhappiness
alone in this mess,
alone, alone, alone…

How could I forget this aching head or heart, who
knows, this sort of pain like something fiercely torn out
from the ruins of my broken soul that makes me feel
alone.
I must get acquainted to that beb without you, it’s going
to be so hard to keep on killing nightmares when the
nightly dream I need has gone and left me all alone.
Never mind, don’t worry about me, thanks, and,
anyhow, it’s nice to see you again; just call me any
night you feel alone, alone…

All alone in my loneliness,
alone in distress,
alone in unhappiness
you know my adress,
alone, alone, alone…


Luis Eduardo Aute (Manila (Filipinas) 1943 )


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s