¡Tanta incertidumbre, tanta…!

Blas de Otero nació en el País Vasco en 1916 y fue uno de los poetas más representativos e influyentes de la posguerra española.
Su poesía se
carga de fe en la solidaridad humana y sus versos se tiñen de violencia
en una lucha con España como interlocutora que le despierta
sentimientos encontrados.
Tanto desgarramiento y tantas preguntas sobre la existencia del hombre siguen siendo parte de mi corazón y por eso me siento hermana de su angustia.

Murió, como a todos habrá de sucedernos. La muerte lo visitó en Madrid en 1979.
Después de tanta incertidumbre, tal vez, ahora, navegue en los soles de lo cierto.

Música tuya


¿Es verdad que te gusta verte hundida

en el mar de la música; dejarte

llevar por esas alas; abismarte

en esa luz tan honda y escondida?

Si es así, no ames más; dame tu vida,

que ella es la esencia y el clamor del arte;

herida estás de Dios de parte a parte,

y yo quiero escuchar sólo esa herida.

Mares, alas, intensas luces libres,

sonarán en mi alma cuando vibres,

ciega de amor, tañida entre mis brazos.

Y yo sabré la música ardorosa

de unas alas de Dios, de una luz rosa,

de un mar total con olas como abrazos.

PIDO LA PAZ Y LA PALABRA



Escribo

en defensa del reino

del hombre y su justicia. Pido

la paz

y la palabra. He dicho

«silencio»,

«sombra»,

«vacío»

etcétera.

Digo

«del hombre y su justicia»,

«océano pacífico»,

lo que me dejan.

Pido

la paz y la palabra.

ENCUESTA

Quiero encontrar, ando buscando la causa del sufrimiento.

La causa a secas del sufrimiento a veces

mojado en sangre, en lágrimas, y en seco

muchas más. La causa de las causas de las cosas

horribles que nos pasan a los hombres.

No a Juan de Yepes, a Blas de Otero, a Leon

Bloy, a César Vallejo, no, no busco eso,

qué va, ando buscando únicamente

la causa del sufrimiento

(del sufrimiento a secas)
,

la causa a secas del sufrimiento a veces…

Y siempre vuelta a empezar.

Me pregunto quién goza con que suframos los hombres.

Quién se afeita a favor del viento de la angustia.

Qué sucede en la sección de Inmortalidad

cuando según todas las pruebas nos morimos para siempre.

Sabemos poco en materia de sufrimiento.

Estamos muy orgullosos con nuestro orgullo,

pero si yo les arguyo con el sufrimiento no saben qué decirme.

Mire usted en la guía telefónica,

o en la Biblia, es fácil que allí encuentre algo.

Y agarro la biblia telefónica,

y agarro

con las dos manos la Guía de pecadores…, y se caen al suelo

todos los platos.

Desde los siete años

oyendo lo mismo a todas horas, cielo santo

santo, santo, como de Dios al fin obra maestra!

Pero, del sufrimiento, como el primer día:

mudos y flagelados a doble columna. Es horrible

POSICIÓN

Amo a Walt Whitman por su barba enorme

y por su hermoso verso dilatado.

Estoy de acuerdo con su voz, conforme

con su gran corazón desparramado.

Escucho a Nietzsche. Por las noches leo

un trozo vivo de Síls-Maria. Suena

a mar en sombra. Mas ¡qué buen mareo,

qué sombra tan espléndida, tan llena!

Huyo del hombre que vendió su hombría

y sueña con un dios que arrime el hombro

a la muerte. Sin Dios, él no podría

aupar un cielo sobre tanto escombro.

Pobres mortales. Tristes inmortales.

España, patria despeinada en llanto.

Ríos con llanto. Lágrimas caudales.

Este es el sitio donde sufro. Y canto.

EN LA INMENSA MAYORÍA

Podrá faltarme el aire,

el agua,

el pan,

sé que me faltarán.

El aire, que no es de nadie.

El agua, que es del sediento.

El pan… Sé que me faltarán.

La fe, jamás.

Cuanto menos aire, más.

Cuanto más sediento, más.



Ni más ni menos. Más.

JUICIO FINAL


Yo, pecador, artista del pecado,

comido por el ansia hasta los tuetanos,

yo, tropel de esperanza y de fracasos,

estatua del dolor, firma del viento.

Yo, pecador, en fin, desesperado

de sombras y de sueños: me confieso

que soy un hombre en situación de hablaros

de la vida. Pequé. No me arrepiento.

Nací para narrar con estos labios

que barrerá la muerte un día de éstos,

espléndidas caídas en picado

del bello avión aquel de carne y hueso.

Alas arriba disparo los brazos,

alardeando de tan alto invento;

plumas de níquel. escribid despacio.

Helas aquí, hincadas en el suelo.

Este es mi sitio. Mi terreno. Campo

de aterrizaje de mis ansias. Cielo

al revés. Es mi sitio y no lo cambio

por ninguno. Caí. No me arrepiento.

Impetus nuevos nacerán, más altos.

Llegaré por mis pies, para qué os quiero?

a la patria del hombre: al cielo raso

de sombras ésas y de sueños ésos.

YO SOY AQUEL QUE AYER NO MAS DECíA



Dicen que estamos en el antedía,

yo diría. no sé ni dónde estarnos.

Ramos de sombra por los pies, y ramos

de sombra en el balcón de la agonía.

Madera dulce de la luz: estría

triste del día que se va. Nos vamos.

Más que lavar el alba, sombreamos

el abanico de la noche fría.

Prefiero fabricar un alba bella

para mí solo. Para tí: de todos,

de todos modos no contéis con ella.

Otros vendrán. Verán lo que no vimos.

Yo ya ni sé, con sombra hasta los codos,

por qué nacemos, para qué vivimos.

CANTO PRIMERO

Definitivamente, cantaré para el hombre.

Algún día, —después—, alguna noche

me oirán. Hoy van —vamos— sin rumbo,

sordos de sed, famélicos de oscuro.

Yo os traigo alba, hermanos. Surto un agua,

eterna no, parada ante la casa.

Salid a ver. Venid, bebed. Dejadme

que os unja de agua y luz, bajo la carne.

(…)

Solo está el hombre. ¿Es esto lo que os hace

gemir? Oh si supieseis que es bastante.

Si supieseis bastaros, ensamblaros.

Si supierais ser hombres, sólo humanos.

¿Os da miedo, verdad? Sé que es más cómodo

esperar que Otro —¿quién?— cualquiera, Otro

os ayude a ser. Soy. Luego es bastante.

Ser, si procuro ser quien soy ¡Quién sabe

si hay más! En cambio, hay menos: sois sentinas

de hipocresía. ¡Oh sed, salid al día!



No sigáis siendo bestias disfrazadas

de ansia de Dios. Con ser hombres os basta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s