Sólo había arena de playa

Frente a tanta modernidad líquida y tanta estupidez humana, todavía el arte grita en pos del Hombre. Hay esperanza.

According to Jean Baudrillard "we no longer fight for sovereignty
or glory, we fight for identity. Sovereignty was a mastery; identity is
merely a reference. Sovereignty was adventurous; identity is linked to
security."

The spirit of mastery has given way to a happiness of certainty, to a
sedentary kind of living which Émile Cioran reads as the end of
insanity which sacrifices adventure to comfort, to incessant acts of
"yawning".
We have finished ourselves off, executed ourselves to the position of
Baudrillard’s mere, and certain, "reference" points which passively
accept the change of work into employment as a natural progress of
human society. The uncertainty of employment, of being used, which is
the prerequisite of any market economy, demands "heard-of" subjects,
the normal "heard-of" identities which have become commodified through
labour, through occupation, whose lack makes them impossible to exist
as futile. Nancy’s "unheard-of identities are in a sense futile
identities, unaccomplished, and thus also useless, at lest in terms of
economic exchanges and circulations. Futility, writes Cioran, "is the
most difficult thing in the world"
and demands that "we must sever our
roots, must become metaphysical aliens."
Without that metaphysical alienation we cannot overcome the alienation of labour which Marxism, "that sin of optimism"offered as a tempting state of happiness. A metaphysical alien is,
needless to say, slightly mad as he "unmasks his fictions" and
"renounces his own resources, in a sense, himself,"
the immobile certainty of himself.

"One always pays dearly for having taken ‘civilization’ seriously, for having assimilated it to excess," .Unlike Freud, who, as we have seen, defended
civilization against individuals, Cioran warns against its power to
assimilate all excess, of its power to normalize which is responsible
for the social/cultural production of uncertainties, of the negative
sort of excess to which there is ascribed a precariousness of position.
As Zygmunt Bauman puts it:

To be ‘in excess’ means to be too
many, or too much: too hot or too cold, too spicy or too bland, too
tall or too short, too bold or too meek, too hard or too soft, too
light or too dark, too frequent or too rare, too crowded or too
empty… ‘Too’ signals that something is not really necessary,
desirable or pleasing. ‘Too’ means
redundancy; uselessness; waste.

Uselessness of excess is produced by its negation, by the desire to eliminate it and thus normalize the world: "Excess needs norm to make sense; norm, however, needs excess to exist (if only as an apparition)."
Civilization is in fact a kind of rebellion against excess, against the
dose of madness which Cioran finds to be a necessity of life: "We
cannot be normal and alive at the same time" Perhaps, eventually, the power of normalization will turn against itself.
" … against us … " Perhaps then we shall regain our supermacy
over time, unless, the other way round, struggling to escape the
calamity of consciousness, we rejoin animals, plants, things, return to
the primordial stupidity of which, through the fault of history, we
lost even the memory.

Carta abierta de un docente a un gobernador (Argentina. 2007)

Sr.
Gobernador:

 

Ud.
es un gobernador

yo
soy un docente

 

Ud.
pasará a la historia

yo
quedaré en la memoria de miles de
niños.

 

Ud.
hace escuelas

yo
vivo la escuela.

 

Ud.
decreta

yo
enseño.

 

Ud.
dirige la justicia

yo
soy justo.

 

Ud.
como otros gobernantes pasará

yo,
como otros docentes, quedaré.

 

Ud.
nos humilla

yo
sólo espero.

 

Ud.
habla enojado

yo
escucho.

 

Ud.
nos quiere dividir

yo
enseño a multiplicar.

 

Ud.
recibe abrazos comprometidos

yo
recibo abrazo sinceros.

 

Ud.
me ataca

yo
me defiendo.

 

Ud.
tiene 6 años de gobierno

yo
tengo 20 años de docencia.

 

Ud.
da subsidios

yo
pago los impuestos.

 

Ud.
gobierna

Yo
educo.

 

Ud.
corta cintas

yo
corto cadenas.

 

Ud.
descuenta haberes

yo
sumo conocimientos.

 

Ud.
ordena

yo
busco acuerdos.

 

Ud.
reparte

yo
comparto.

 

Ud.
tiene los gastos pagos

yo
pago los gastos.

 

Ud.
fue elegido

yo
elijo.

 

Ud.
suma votos

yo
enseño a votar.

 

Ud.
es sólo un gobernante

yo
soy sólo un docente.


Gracias a Dios todavía estás, FEDERICO.

Alba

Mi corazón oprimido

Siente junto a la alborada

El dolor de sus amores

Y el sueño de las distancias.

La luz de la aurora lleva

Semilleros de nostalgias

Y la tristeza sin ojos

De la médula del alma.

La gran tumba de la noche

Su negro velo levanta

Para ocultar con el día

La inmensa cumbre estrellada.


¡Qué haré yo sobre estos campos

Cogiendo nidos y ramas

Rodeado de la aurora

Y llena de noche el alma!

¡Qué haré si tienes tus ojos

Muertos a las luces claras

Y no ha de sentir mi carne

El calor de tus miradas!

¿Por qué te perdí por siempre

En aquella tarde clara?

Hoy mi pecho está reseco

Como una estrella apagada.

Balada interior

El corazón,

Que tenía en la escuela

Donde estuvo pintada

La cartilla primera,

¿Está en ti,

Noche negra?

(Frío, frío,

Como el agua

Del río.)

El primer beso

Que supo a beso y fue

Para mis labios niños

Como la lluvia fresca,

¿Está en ti,

Noche negra?

(Frío, frío

Como el agua

Del río.)

Mi primer verso.

La niña de las trenzas

Que miraba de frente

¿Está en ti,

Noche negra?

(Frío, frío,

Como el agua

Del río,)

Pero mi corazón

Roído de culebras,

El que estuvo colgado

Del árbol de la ciencia,

¿Está en ti,

Noche negra?

(Caliente, caliente,

Como el agua

De la fuente.)

Mi amor errante,

Castillo sin firmeza,

De sombras enmohecidas,

¿Está en ti,

Noche negra?

(Caliente, caliente,

Como el agua

De la fuente.)

¡Oh, gran dolor!

Admites en tu cueva

Nada más que la sombra.

¿Es cierto,

Noche negra?

(Caliente, caliente,

Como el agua

De la fuente.)

¡Oh, corazón perdido!

¡Réquiem aeternam!

Ciudad sin sueño

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.

No duerme nadie.

Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.

Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan

y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas

al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.


No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.

No duerme nadie.

Hay un muerto en el cementerio más lejano

que se queja tres años

porque tiene un paisaje seco en la rodilla;

y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto

que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.


No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!

Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda

o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.

Pero no hay olvido, ni sueño:

carne viva. Los besos atan las bocas

en una maraña de venas recientes

y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso

y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.


Un día

los caballos vivirán en las tabernas

y las hormigas furiosas

atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.


Otro día

veremos la resurrección de las mariposas disecadas

y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos

veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.

¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!

A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,

a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente

o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,

hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,

donde espera la dentadura del oso,

donde espera la mano momificada del niño

y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.


No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.

No duerme nadie.

Pero si alguien cierra los ojos,

¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!


Haya un panorama de ojos abiertos

y amargas llagas encendidas.


No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.

Ya lo he dicho.

No duerme nadie.

Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,

abrid los escotillones para que vea bajo la luna

las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.

Deseo

Sólo tu corazón caliente,

Y nada más.


Mi paraíso, un campo

Sin ruiseñor

Ni liras,

Con un río discreto

Y una fuentecilla.


Sin la espuela del viento

Sobre la fronda,

Ni la estrella que quiere

Ser hoja.


Una enorme luz

Que fuera

Luciérnaga

De otra,

En un campo de

Miradas rotas.


Un reposo claro

Y allí nuestros besos,

Lunares sonoros

Del eco,

Se abrirían muy lejos.


Y tu corazón caliente,

Nada más.

Encuentro

Ni tú ni yo estamos

en disposición

de encontrarnos.

Tú… por lo que ya sabes.

¡Yo la he querido tanto!

Sigue esa veredita.

En las manos

tengo los agujeros

de los clavos.

¿No ves cómo me estoy

desangrando?

No mires nunca atrás,

vete despacio

y reza como yo

a San Cayetano,

que ni tú ni yo estamos

en disposición
de encontrarnos.

Federico García Lorca

Nació el 5 de junio de 1898, en el Municipio de Fuente Vaqueros, en Granada (España).

Era hijo del hacendado Federico García Rodríguez y de la maestra Vicenta Lorca.
De salud enfermiza y mal estudiante, se graduó luego de sortear varios
obstáculos, en la Universidad de Granada, como abogado. Estudió música
(piano) pero por influencia de su madre y de Don Fernando de los Ríos,
comenzó a inclinarse por la poesía. Su primer artículo, data de 1917, y
fue con motivo del aniversario de José Zorrilla.

Su obra muestra la influencia de autores como Benito Pérez Galdós,
Miguel de Unamuno, José Ortega y Gasset, Lope de Vega, Juan Ramón
Jiménez, Antonio y Manuel Machado, entre otros.

Su padre lo ayudó económicamente para que en 1918 apareciera su primer
libro “Impresiones y Paisajes”. En teatro, estrenó en 1920 “El
maleficio de la mariposa”. En 1921 “Libro de poemas” (Antología) y en
1923 “La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón” (Comedia
de títeres). Publicó “Canciones” en 1927, y al año siguiente surgió la
Revista Literaria “Gallo” de la cual solo dos números fueron editados.
Aparece ese mismo año el libro “Primer romancero gitano”, donde expresa
con grandes metáforas y abundancia de símbolos (La luna, los colores,
los caballos, los peces) sentimientos sobre el amor y la muerte en una
mítica Andalucía.

En 1929 viajó a Nueva York, donde publicó “Poeta en Nueva York” Un año
más tarde se dirigió a La Habana, donde escribió “Así pasen cinco años”
y “El público”. Ese mismo año regresó a España donde se estrenaba “La
zapatera prodigiosa”, su farsa popular, que enfrenta realidad e
imaginación.

Su producción siguió creciendo: “Bodas de sangre”, “Yerma” y “Doña
Rosita la soltera” fueron escritas con el gran apoyo moral y financiero
de su amigo Fernando de los Ríos, que se desempeñaba como Ministro de
Instrucción Pública. Fue nombrado Director del teatro universitario La
Barraca, y desde allí realizó una amplia labor de divulgación por toda
España.

Viajó a Argentina y Uruguay entre 1933 y 1934, con gran éxito. En 1935,
escribió “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”, en la línea del
neopopulismo.
Luego, sobrevinieron, en 1936, “Diván del Tamarit” y “Sonetos del amor
oscuro”. En “La casa de Bernarda Alba”, afronta el drama de la
represión de lamujer y la intolerancia.


En general, su obra, que puede agruparse en farsas, comedias, tragedias
y dramas, se inscribe en el dramatismo y el realismo político,
inspirado en temas como el amor, la esterilidad, la infancia y la
muerte.
Con una gran capacidad de síntesis, armoniza formas, tonalidades y
símbolos, como por ejemplo, la luna, que muchas veces representa la
muerte, y en otras, la fecundidad, la esterilidad o la belleza. Sus
metáforas relacionan elementos opuestos de la realidad y transmiten
efectos sensoriales entremezclados.
La tradición está muy presente en su obra, a través de la música y los cantos tradicionales.

Tuvo la influencia del drama modernista, del teatro de Lope de Vega y de Calderón de la Barca.

Falleció fusilado en Granada, víctima del fascismo, durante la Guerra
Civil española, a pesar de no haberse afiliado a ninguna fracción
política, aproximadamente el 19 de agosto de 1936.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s