Como decir “Te quiero”

Tal vez sea la manera más simple y la más complicada de relacionarse. La que dice la palabra y después necesita de la confirmación. Tal vez, pese a todo, sea lo mejor que nos puede pasar : sentir que amamos y somos amados.

Como decir TE QUIERO en Albanés

Te dua

Como decir TE QUIERO en Alemán

Ich liebe Dich

Como decir TE QUIERO en Árabe

Ana Behebek (Chico a chica) / Ana Behebak (Chica a chico)

Como decir TE QUIERO en Armenio

Yes kez si’rumem

Como decir TE QUIERO en Búlgaro

Obicham te

Como decir TE QUIERO en Catalán

T’estimo
Como decir TE QUIERO en Cheyenne


Ne mohotatse

Como decir TE QUIERO en Chino

Goa ai li (Amoy) , Ngo oi ney (Cantones) , Wa ai lu (Hokkien) , Wo ai ni (Mandarin) , Wo ai ni (Putunghua) , Ngo ai nong (Wu)

Como decir TE QUIERO en Coreano

Dangsinul saranghee yo

Como decir TE QUIERO en Creol

Mi aime jou

Como decir TE QUIERO en Danés

Jeg elsker dig

Como decir TE QUIERO en Esperanto

Mi amas vin

Como decir TE QUIERO en Esquimal

Nagligivaget
Como decir TE QUIERO en Etíope

Afgreki’

Como decir TE QUIERO en Euskera

Maite zaitut

Como decir TE QUIERO en Filipino

Mahal kita

Como decir TE QUIERO en Francés

Je t’aime

Como decir TE QUIERO en Gaelic

Ta gra agam ort

Como decir TE QUIERO en Griego

S’apayo

Como decir TE QUIERO en Hawaiian

Aloha i’a au oe
Como decir TE QUIERO en Hebreo

Ani o’have otach – Ani o’he’vet ot’cha

Como decir TE QUIERO en Holandés

Ik houd van jou

Como decir TE QUIERO en Húngaro

Szeretlek
Como decir TE QUIERO en Inglés

I love you

Como decir TE QUIERO en Irlandés

Taim i’ ngra leat

Como decir TE QUIERO en Italiano

Ti amo

Como decir TE QUIERO en Japonés

Kimi o ai shiteru

Como decir TE QUIERO en Latín

Vos amo

Como decir TE QUIERO en Libanés

Bahibak

Como decir TE QUIERO en Lituano

Tave myliu

Como decir TE QUIERO en Noruego

Jeg elsker deg (Bokmaal) – Eg elskar deg (Nynorsk) – Jeg elsker deg (Riksmaal)

Como decir TE QUIERO en Portugués

Amo

Como decir TE QUIERO en Quichua

Ñuca yaquirini

Como decir TE QUIERO en Rumano

Te iubesc

Como decir TE QUIERO en Ruso

Ya vas liubliu

Como decir TE QUIERO en Sioux

Techihhila

Como decir TE QUIERO en Sueco

Jag a”lskar dig

Como decir TE QUIERO en Vietnamita

Anh ye^u em (hombre a la mujer) / Em ye^u anh (la mujer al hombre)

Como decir TE QUIERO en Yugoslavo

Volim te

Rimas

Como se arranca el hierro de una herida

Como se arranca el hierro de una herida
su amor de las entrañas me arranqué,
aunque sentí al hacerlo que la vida
me arrancaba con él!

Del altar que le alcé en el alma mía
la Voluntad su imagen arrojó,
y la luz de la fe que en ella ardía
ante el ara desierta se apagó.
 

Aún turbando en la noche el firme empeño
vive en la idea la visión tenaz…
¡Cuándo podré dormir con ese sueño
en que acaba el soñar!

Yo me he asomado a las profundas simas

Yo me he asomado a las profundas simas
de la tierra y del cielo,
y les he visto el fin o con los ojos
o con el pensamiento.

Mas, ¡ay!, de un corazón llegué al abismo
y me incliné un momento,
y mi alma y mis ojos se turbaron.
¡Tan hondo era y tan negro!

Los suspiros son aire

¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer: cuando el amor se olvida,
¿sabes tú a dónde va?

*

Voy contra mi interés al confesarlo;
no obstante, amada mía,
pienso cual tú que una oda solo es buena
de un billete del banco al dorso escrita.
No faltará algún necio que al oírlo
se haga cruces y diga:
Mujer al fin del siglo diez y nueve
material y prosaica… ¡Boberías!
¡Voces que hacen correr cuatro poetas
que en invierno se embozan con la lira!
¡Ladridos de los perros a la luna!
Tú sabes y yo se que en esta vida,
con genio es muy contado el que la escribe,
y con oro cualquiera hace poesía.

*

¿Quieres que de ese néctar delicioso
no te amargue la hez?
Pues aspírale, acércale a tus labios
y déjale después.

¿Quieres que conservemos una dulce
memoria de este amor?
Pues amémonos hoy mucho y mañana
¡digámonos, adiós!

*

Entre el discorde estruendo de la orgía
acarició mi oído,
como una nota de lejana música,
el eco de un suspiro.

El eco de un suspiro que conozco,
formado de un aliento que he bebido,
perfume de una flor que oculta crece
en un claustro sombrío.

Mi adorada de un día, cariñosa,
-¿En qué piensas?, me dijo:
-En nada…-En nada, ¿y lloras?-Es que tengo
alegre la tristeza y triste el vino.

*

Como en un libro abierto
leo de tus pupilas en el fondo.
¿A qué fingir el labio
risas que se desmienten en los ojos?

¡Llora! No te avergüences
de confesar que me has querido un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves; yo soy un hombre… y también lloro.

*

Yo sé un himno gigante y extraño
que anuncia en la noche del alma una aurora,
y estas páginas son de ese himno
cadencias que el aire dilata en las sombras.

Yo quisiera escribirle, del hombre
domando el rebelde mezquino idioma,
con palabras que fuesen a un tiempo
suspiros y risas, colores y notas.

Pero en vano es luchar; que no hay cifra
capaz de encerrarle, y apenas, ¡oh!, ¡hermosa!,
si teniendo en mis manos las tuyas
podría al oído cantártelo a solas.

*

Lo que el salvaje que con torpe mano
hace de un tronco a su capricho un dios
y luego ante su obra se arrodilla,
eso hicimos tu y yo.

Dimos formas reales a un fantasma,
de la mente ridícula invención,
y hecho el ídolo ya, sacrificamos
en su altar nuestro amor.

*

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo,
veíase el arpa.

¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas,
como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sabe arrancarlas!

¡Ay!, pensé; ¡cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
y una voz como Lázaro espera
que le diga «Levántate y anda»!

*

Alguna vez la encuentro por el mundo
y pasa junto a mí
y pasa sonriéndose y yo digo,
¿como puede reír?

Luego asoma a mi labio otra sonrisa,
máscara del dolor,
y entonces pienso: Acaso ella se ríe,
como me río yo

*

Saeta que voladora
cruza, arrojada al azar,
y que no se sabe dónde
temblando se clavará;

hoja que del árbol seca
arrebata el vendaval,
y que no hay quien diga el surco
donde al polvo volverá.

Gigante ola que el viento
riza y empuja en el mar
y rueda y pasa y se ignora
que playa buscando va.

Luz que en cercos temblorosos
brilla próxima a expirar,
y que no se sabe de ellos
cuál el ultimo será.

Eso soy yo que al acaso
cruzo el mundo sin pensar
de donde vengo ni a dónde
mis pasos me llevarán.

* CUANDO ME LO CONTARON

Cuando me lo contaron sentí el frío
de una hoja de acero en las entrañas,
me apoyé contra el muro, y un instante
la conciencia perdí de donde estaba.

Cayó sobre mi espíritu la noche,
en ira y en piedad se anegó el alma,
¡Y se me revelo por qué se llora!,
¡Y comprendí una vez por qué se mata!

Pasó la nube de dolor…, con pena
logré balbucear unas palabras…
y ¿qué había de hacer? Era un amigo
me había hecho un favor… Le di las gracias.

Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla 1836 – 1870 )

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s